Neo February, 2009

DAVID LACHAPELLE

SEGÚN LA REVISTA AMERICAN PHOTO, UNA DE LAS 10 PERSONAS MÁS IMPORTANTES DE LA FOTOGRAFÍA. ¿POR QUÉ? ACABA DE PUBLICAR SU TERCER LIBRO, INAUGURA UNA EXPO EN BERL1N, DIRIGE DOCUMENTALES, REALIZA VIDEO CUPS, Y PUBLICA EN LAS MEJORES REVISTAS

Relajado, híper creativo, molón… el glamuroso fotógrafo David LaChapelle, 37, cumple todos los requisitos para ser el prota de la canción "Too Cool for School". Antes de cada entrevista se cambia de ropa, haciendo esperar a todos los periodistas. De repente, aparece, con total look de Puma y se sienta en una bici negra de montaña. A su alrededor, su falsa familia no le abandona ni un segundo. Un séquito de estilistas, amigos, managers… le acompaña constantemente. Una cortina se descorre y hace su aparición Amando Lepore, travesti súper star y amiga de LaChapelle, con un abrigo de piel rosa y unos estiletos de 10 centímetros. Alguien susurra: "Ella es la mejor pieza de su zoo privado".

Dentro de unos días se inaugura tu exposición "Men, War & Peace" en Berlín.
¿Cómo lo llevas?
Todo el mundo a mi alrededor está haciendo un gran trabajo de organización. La verdad es que es muy excitante ver mi propio trabajo en un museo. Es una ubicación totalmente nueva para mis fotos. Es fantástico, la gente ahora verá mi trabajo desde una perspectiva totalmente diferente. Todo el mundo tiene más expectativas de una foto expuesta en un museo que impresa en una revista.

¿De veras?
La gente realmente no espera nada de una fotografía de moda. Incluso se enfadan si introduces significados, dobles sentidos o contenidos subversivos en las fotos. Probablemente, la gente del mundo de la moda pronto se aburrirá de mi. Yo siempre intento que haya una narrativa en mis fotos. La moda siempre gira entamo a un cierto tipo de imagen, se trata de vender ropa, tiene que ser una imagen hermosa pero no debe provocar, o hacerlo solo de un determinado modo preestablecido. Lo contrario supone meterse en problemas, y eso es lo que yo suelo intentar.

¿Cuándo una foto se convierte en una buena foto?
Ni idea. Yo trato de imaginar lo que voy a fotografiar y luego lo manifiesto. Solo tengo que pensar en la idea y cómo hacerla realidad técnicamente. Soy feliz cuando exteriorizo mis sentimientos, cuando las fotos salen

¿Alguna vez sale mal el proceso?
Sí, pero los fallos no están presentes en el libro. Una carrera profesional es muy larga, algunas veces las cosas no salen como quieres. Para la próxima intentas hacerlo mejor, y aprendes. Afortunadamente vas mejorando. Creo que aprendiendo consigues mejorar la vida, especialmente como artista.

¿Y eso? ¿Qué significa?
Yo soy muy experimental Mis percepciones se modifican cada día. En función de eso, hay cosas que me funcionan y cosas que no. Si estás en una fase experimental podrás manejarlo. Yo estoy en esa fase toda mi vida.

¿Te estresas antes de disparar?
Realmente no. Puedo estar excitado o nervioso, pero jamás temeroso. Para la última foto que hicimos tenía la idea de mostrar la gran inundación del futuro, el fin del mundo. El setting lo montamos en Sin City, Las Vegas. Inundamos todo con más de mil litros de agua. Era una gran producción. Yo estaba nervioso porque había 30 personas en el set y no quería que nadie sufriese ningún daño por el agua, la electricidad, el viento, la lluvia, las luces.

¿Los egos de los famosos que fotografías no te ponen nervioso?
Madonna, Naomi, Britney Spears … Britney Spears es la última persona en el mundo que me podría poner nervioso. Yo trato bien a la gente. No me preocupa nada más. Procuro ser yo mismo, y ser agradable.

Tu trabajo habla de miedos. ¿Tus fotos están influenciadas por sentimientos personales?
No necesariamente. Algunas veces habla de miedos, otras no. Exploro diferentes temas: consumo, moda, carne, el exceso de cirugía plástica, status, obsesiones con el sexo y la pornografía. Sin embargo, no me gusta la pornografía y soy vegetariano. No tienen porqué ser mis obsesiones necesariamente. Son obsesiones colectivas, y juego con ellas. Yo solo estoy interesado en ellas. Todo lo que ocurre en el mundo se refleja en mis fotos.

Da la sensación que tienes una actitud muy relajada ante la vida…
No soy un histérico. Soy muy realista. No estoy aterrorizado por los desastres naturales, ni por la muerte, ni por envejecer o caer en el olvido.

¿De qué tendría que tener miedo?
Las cosas vienen y van.

Texto Nicole Zepter

Download PDF (1.5 MB)