Marvin Magazine February 2009

« Mis fotografias tratan de llegar tal lejos de la realidad como sea posible. Los sueňos deberian ser parte de nuestras vidas diarias. »

Enfrentémoslo. Vivimos en tiempos obsesivos, en una era donde la fascinatión por la fama se compara con la que en otros tiempos por la réligión. Sin embargo, la religiosidad no està perdida. Los nuevos templos estàn en revistas, tabloides, E!, TMZ y profonidades semejantes que nos dan una mirada morbosa a las celebridades.

Los ricos y famosos ahora van de la lista Z ( segundos lugares de reality shows) hasta la A (Brangelina). Los quince minutos de fama son pocos. La carrera por hacerse notar tiene una meta mucho màs lejana y ambiciosa.

En medio de ese tornado de caras y cuerpos, David LaChapelle descubrio’ su inspiración. Su ojo està permanentemente àvido de el je ne sais quoi que sólo las estrellas màs grandes despiden de sus áureas personalidades. Como un ejemplo raro de celebridad, podemos ver a LaChapelle inaugurar a una exposición en Roma hoy y como estrella invitada en el reality de Pam Anderson (si, tiene uno) maňana.

Imágenes
LaChapelle nació en uno de los estados nortamericanos màs conservadores, Connecticut. Lugar famoso por su opulencia y petulancia, era un escenario extraño para un joven inquieto que era inminente y profundamente gay. El ha declarado que durante su dura juventud algunas veces escuchó la voz del suicidio. Es por ello que Nueva York y su Studio 54 lo recompensaron cuando colocaron en su camino a Andy Warhol. El trabajo en la Fábrica de Warhol le sirvió como antecedente para una sólida carrera en la fotogarfia de moda, publicitaria y artistica.

Hace 13 años laChapelle recìbia premios de Vh1, pero hoy en todo el mundo se expone su obra y fue nombrado por las revistas francesa y americana de Foto el mejor fotógrafo. De algùn modo, y creemos que no fue otro que su innegable denialidad plàstica, consiguió trascender a los modelos de sus fotografias. LaChapele no es un nombre que sólo veamos en los créditos de Vogue, o GQ. Su fotografia se impone con estilo ùnico, mescla de absurdas fantasias infantiles con complejas preverdiones sexuales y un humor delicioso. Otro temas de Davis laChapelle incluyen el desnudo, la hómosexualidad , el travestismo, y por sopuesto, la belleza. En alguna ocasión dijo : «  yo nunca quise ser famoso. Pero siempre quise tomar fotografìas famosas ».

Movimiento
Dificil transación : la imagen fija a la cinematogràfica. No para LaChapelle. El confiesa que aun en su obra fotogràfica una de las motivaciones siempre fue la de contar historias con las imàgenes, y que se considera a sì mismo un narrador. Su carrera como director de videos incluye a los premiados como « Natural Blues » de Moby o « It’s my life » de No Doubt, los viciosamente culposos favoritos como « Dirty » de Christina Aguilera y « Everytime » de Britney Spears. Todos ellos fueron en el momento videos icónicos en las carreras de sus intérpretes. No serìa extraňo que en verdad los famosos se pelearan por trabajar con él, como dice un conocido rumor.

Sus campaňas publicitaria tanto en foto como en video también han historia y toneladas de dinero. Ha trabajado para Tommy Hilfiger, Diesel, H&M, Nokia y l’Oréal. También dirigió propagandas de inicio de las primeras temporadas de Lost y Desesperate Housewises.

Sin embargo, uno de sus mayores logros profesionales està en su documental de 2005 Rize, que ganó un premio especial del jurado en Sundance y Meyor Documental en el Festival de Aspen. La pelicula fue filmada a lo largo de tres aňos, y narra las vidas de bailarines urbanos en Los Angeles. La cinta fue muy bien recibida por la critica, pero mal distribuida. Su interés en esta tan especifica subcultura tan naturalmente hip hop, nos hace desear que LaChapelle pronto descubra una nueva veta de inspiración en Kenye West, T.I. o Lil Wayne.
Ya de regreso a sus orìgines, LaChapelle montó The Red Piano, un multilionario show en Las Vegas que tenìa como objectivo llenar el vacìo que dejarìa Celine Dion en el legendario Caesar Palace. Mucho màs que eso, el espectàculo es un impresionante despliegue multimedia y luces, con algunos videos del mismo LaChapelle que acompaňan al legendario mùsico. Junto con Sir Elton John , David LaChapelle trabaja por la investigación sobre el SIDA. En el 2006 recibió ademàs un premio que reconocia su labor para eliminar la homofobia.

Por eso nos da tanto gusto que sea preisamente en tan prestigiado lugar como el Colegio de San Ildefonso que podremos apreciar parte de su obra. El museo trae piezas de varias colecciones que se publicaron en el libro Heaven to Hell, famoso entre otras fotos par una réinterpretación de La Ultima Cena de Da Vinci donde los apóstoles son el equipo inglés de soccer y Jesuscristo es el mismisimo David Beckham. Ademàs de sus icónicas fotografias satìricas, el libro contiene retratos de Tommy Lee, Lil’ Kim, Angelina Jolie, David Bowie, Justin Timerlake, Elton John, Jeff Koons, Paris Hilton, etc. El fotógrafo/director ha retratado a Madonna, Marylin Manson, Naomi Campbell, Gisele Bündchen, Shakira, Britney Spears, Courtney Love, Cher, Alicia Kiss, Muhammed Ali, Diddy, Faye Dunaway, Kanye West (otro de sus Cristos), Quentin Tarantino y Andy Warhol, entre otros.

Textos: Ingrid Constant

Download PDF (435 K)