El Comercio: Luces 

El trabajo de David LaChapelle se presentará en el MAC-Lima desde el próximo jueves 22. En entrrevista con El Comercio, el fotógrafo conversa sobre sus tres décadas de trabajo y la censura en tiempos de Internet.
______

Madonna, Britney Spears, Leonardo DiCaprio y David Beckham forman parte de su portafolio. David LaChapelle, quien trabajó unos 20 años como fotógrafo de modas creando grandiosas imágenes hiperrealistas para prestigiosas revistas, abandonó esta labor el 2006 para vivir en un aparente retiro en Maui (Hawái).

En los siguientes años regresó a las galerías (donde inició su carrera); la última vez fue en el 2014 con la colorida "Land Scape". De vuelta a la escena artística, es nuestro turno de descubrir su trabajo con la exposición "David LaChapelle. Fotografías 1984 - 2013" que se inaugurará el próximo jueves 22 en el Espacio 3 del MAC-Lima.

"En las revistas aprendí a cómo hacer que mis fotos comuniquen exactamente lo que quiero decir. Fue como estar 20 años en la universidad. Creo que se espera más de un fotógrafo en un museo o una galería que en una revista. Esa es una responsabilidad hermosa", comparte un LaChapelle pausado, a través del teléfono desde Los Ángeles. En pocos días, un nuevo viaje lo traerá al Perú para la inauguración de la exhibición auspiciada por El Comercio.

La mortalidad, el consumismo, la redención, el calentamiento global o el rescatar la figura de Cristo de los fundamentalistas son algunos tópicos en los que se ha enfocado el llamado "Fellini de la fotografía".

Nunca ha dejado de hipnotizar al público con el encanto de sus imágenes, ya sean hermosas modelos en medio de un pueblo devastado, o un arcángel Michael Jackson victorioso sobre el maligno.

"Amo la belleza por encima de todo, así atraigo a la gente a quedarse viendo la imagen por más tiempo. Y, una vez que lo hacen, el concepto tiene más oportunidad de calar en ellos".

Más allá de lo evidente
Su trabajo no ha sido ajeno a la controversia. En 1995, su publicidad de dos marineros besándose recibió numerosas críticas; especialmente porque surgió en medio del debate sobre el ingreso al servicio militar de personas que no escondían su homosexualidad. Sus fotografías de desnudos o representaciones de Jesús tampoco han pasado inadvertidas. Pero detrás de cada una siempre ha habido una idea.

¿Si Jesús estuviera presente en el siglo XXI no se acercaría a los marginados: como los indigentes y las prostitutas? ¿Usted estaría de acuerdo con que un periódico publique una imagen desnuda de Lil’ Kim si forma parte de la muestra?LaChapelle aún se sorprende de que haya personas que se dejen llevar por la primera impresión y no vean lo que hay detrás de su trabajo.

Una fotografía suya de Naomi Campbell desnuda puede ser borrada de Facebook. ¿Cómo toma la censura en estos casos?
La violencia es aceptada como entretenimiento y aplaudida, pero un pezón es un problema; eso siempre me sorprende. Vivimos en una sociedad muy retorcida,
con los mismos valores que en la Edad Media. Si nos avergonzamos del cuerpo humano y su belleza, estamos en grandes problemas. Es un indicador de nuestros valores como cultura global. Es una alarma y tenemos que despertar.

Con el crecimiento de un movimiento más conservador en las diferentes religiones, ¿cómo cree que sus trabajos, inspirados en Jesús, sean percibidos ahora?
Espero que sea percibido con la misma intención con la que lo hice. No hice fotografías blasfemas ni quería escandalizar. Esa nunca fue mi meta; sería muy superficial. Vivimos en una sociedad imperturbable gracias a Internet (con sus videos de decapitaciones que la gente mira). Cuando se escandalizan por mi trabajo lo encuentro sorprendente porque no están viéndolo de verdad. Si lo hicieran se darían cuenta de que mis imágenes no son blasfemas.

Cultura desechable
Más que anécdotas sobre el trabajo con estrellas de Hollywood, LaChapelle tiene lecciones de vida. Sobre lo efímera que es la fama y cómo, en ese mundo, las personas son igual de desechables que los objetos.

"Cuando tienes tiempo en el negocio, ves ir y venir a las grandes estrellas pop. Unos años después, ni se hablará de ellas; ya no están de moda. Eso me enseñó un montón de lo volubles que pueden ser las personas. Nunca tomé por sentado mi trabajo porque pasa lo mismo. Nunca esperé longevidad, siempre pensé que la siguiente toma sería la última", comenta el fotógrafo que tiene 51 años.

Luego de tres décadas de trabajo, ¿qué le interesa ahora? “Estoy trabajando en una nueva serie que es alegre y bella; algo que no exploramos mucho en los artistas contemporáneos. Tenemos que estar agradecidos y celebrar. No todo el tiempo, pero por momentos”, añade. Si se acerca al MAC-Lima el próximo 22, antes de las 6 p.m., puede que tenga la oportunidad de asistir a la conferencia, que contará con la presencia de este prestigioso artista. Ojo, el ingreso es libre (por orden de llegada) con capacidad limitada.

————
Más información
————
Lugar: MAC-Lima, Museo de Arte Contemporáneo. Av. Grau 1511, Barranco.
Horario: Martes a domingo, de 10 a.m. a 6 p.m.
Entrada: S/.6 (general), S/.4 (estudiantes y adultos mayores) y S/.1 (dominical).

Download PDF (2.1 MB)